jueves, 20 de diciembre de 2012

Cuando sea grande ( ja )

-->
Saco de su mochila una mini ipad y me la paso, mientras resbalaba mis dedos sobre la pantalla aun forrada en plástico le pregunte,
¿ qué hiciste con la otra?
-Ya la vendí
-Ahh y desde cuando tienes esta
-Desde ayer, me la trajeron de Estados Unidos.

La mire por un minuto y le dije, me gustaría ser como tu cuando sea grande, un día tienes algo y al otro puedes deshacerte de eso, tener otro y luego volverlo a cambiar.
El solo se rio.
Hoy mientras íbamos a comer le volví a preguntar, ¿como le haces?

 Me dijo:

Pues puede ser que en mi vida, tuve un papa y luego se fue. Y luego tuve otro y también fue, puede ser eso…
También pasa que un día no tuve nada y al otro tuve de todo. Hubo una época en que mi juguete favorito era un tablero de dados con imán, jajaja
Me volteaba a ver de vez en vez mientras buscábamos lugar para estacionar y mientras tanto continuo…

La gente se clava mucho con cosas, como una “nave”, la lavan, la enceran y le ponen harta mamada para luego chocar y ni el seguro recuperan.  Así con todo, hasta con las personas, si es “es” y si no “no”, no tienes que preocuparte.
Al terminar esa frase mire a la ventana en un esfuerzo por deslindar su comentario de mis experiencias amorosas, no me íba a poner a llorar frente a el ( aunque no fuera la primera ni probablemente la última vez)

…. Por eso piensa lo que quieres, algo que realmente quieras “ si dices voy a cogerme a dos viejas, pues ve y cógetelas” (¿¿¿¿????)  o “ voy a darle 20mil pesos a mi mama para que tire rostro, y le dices: igual no me alcanzo pa más pero bueno haz lo que quieras” ese tipo de cosas que cuestan, pero que no son materiales nadie te las puede quitar ….

Pensé en Londres y en la botella de champagne que iba a comprar para mis papas.
Pensé en que aunque sabia a donde iba ( o aveces creo saberlo), había pasado un tiempo en el que no tenia "algo que realmente quiera"
Entendia  lo que decia y  aún asi ... soy aprensiva. No es tan fácil...

También me sentí agradecida por compartir esas cosas con el, me dieron ganas de darle un beso y decirle gracias. Pero no era justo, apropiado o más bien no tenia nada que ver....

Total llegamos, medio comimos y al despedirnos nos abrazamos, felicitamos y besamos en la cara varias veces,  le solté un te quiero, a lo que respondió
-“claro que no”
-si, si te quiero.
Le di otro beso, me dio otro beso y nos fuimos por lados diferentes.

No hay comentarios: